Alcoy 965 54 58 75 | Elche 966 67 14 28 info@mentalclinic.es

La ludopatía se genera con juegos que tienen capacidad adictiva, con poco tiempo entre la apuesta y el premio obtenido. Normalmente, la ludopatía tiene lugar en casas de apuesta, bingos, casinos o cualquier plataforma online con similares características. Esta patología, consiste en la alteración progresiva del comportamiento por la que el individuo experimenta una necesidad incontrolable de jugar, aunque las consecuencias sean negativas. 

¿Qué personas pueden considerarse un grupo de riesgo a convertirse en ludópatas?

Las personas que se encuentran en momentos de inestabilidad psicológica o que pasen problemas personales y sociales representan un grupo de riesgo importante a la hora de desarrollar ludopatía. Para ellos, el juego sirve de vía de escape para huir de la realidad y acabar convirtiéndose en un hábito patológico necesario.

Otros factores de riesgo, los podemos encontrar en el entorno familiar y social. El primero, si los padres y educadores fomentan el juego sin restricciones cómo habito normal dentro del entorno, puede que el joven llegue a convertirse en un jugador patológico. Por otro lado, si las amistades y los grupos sociales que fomenta el individuo se unen a una falta de asertividad, también podría ser un factor de riesgo.

Fases de la ludopatía

Como hemos visto, existen muchos factores que están implicados, como algunas variables personales (impulsividad, baja tolerancia a la frustración, búsqueda de sensaciones, etc.), o circunstancias concretas (problemas económicos, familiares, laborales, excesivo tiempo libre, escaso valor al dinero, etc.). Para desarrollar ludopatía y la dependencia al juego existen tres fases:

  • Fase de ganancia: Comienzo con poco tiempo y dinero, obteniendo ganancias ocasionales que, poco a poco se van a convertir en el interés principal para el sujeto.
  • Fase de pérdida: Aumento de las cantidades y la frecuencia. Más tiempo y más dinero para obtener el mismo nivel de sensaciones o para «intentar recuperar» lo invertido.
  • Fase de desesperación: las pérdidas van a más y empiezan a suponer una grave preocupación para el jugador. Aparecen los engaños y mentiras para ocultar el problema relacionado con el juego, sus consecuentes pérdidas, y/o para conseguir más dinero. En ocasiones, se piden préstamos a familiares, falta dinero en casa o incluso se cometen actos delictivos.

En las últimas fases, al detener el juego, el individuo genera síntomas fisiológicos como son la irritabilidad, trastornos de sueño, temblores, trastornos digestivos, etc. Es aquí, donde jugar se es la vía de escape a la disforia y el malestar, y un sentimiento culpable al cual el jugador responde con el autoengaño de «deber recuperar el dinero». Todo esto genera una situación de descontrol en el jugador, que cada vez ocupa más tiempo, más dinero y más interés en la conducta adictiva que en el resto de su vida. 

Complicaciones más graves

La ludopatía puede traer consecuencias profundas y duraderas en tu vida como, por ejemplo:

  • Problemas en las relaciones.
  • Problemas económicos, como la bancarrota.
  • Problemas legales o encarcelamiento.
  • Mal desempeño laboral o pérdida del empleo.
  • Mal estado de salud general.
  • Suicidio, intentos de suicidio o pensamientos suicidas.

Para los jóvenes enganchados al juego online y a las casas de apuestas, es importantísimo que reconozcan su problema. La terapia grupal es el tratamiento más efectivo, junto al apoyo familiar. 

ludopatía en casinos

Tratamientos

Los medicamentos como terapia farmacológica pueden ayudar a frenar y manejar los impulsos y los sistemas de regulación de la conducta. Son fármacos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, habituales en casos de depresión.

Si a lo que los fármacos pueden frenar, añadimos psicoterapia individual, reforzaremos las conductas positivas y se suprimirán las negativas. Factores clave a estos tratamientos son la implicación familiar y del entorno, ya que van a desempeñar un papel crucial como control externo como:

  • Restricción del dinero, evitando que el paciente vaya al banco o pida dinero.
  • Intentar realizar con él actividades distintas de las de ir al casino.
  • Reforzar ciertas habilidades sociales y de autoestima.

 

¿Cuándo solicitar ayuda profesional?

Escucha las preocupaciones de tus familiares, amigos o compañeros sobre tu modo de jugar o apostar. Tal vez te resulte difícil darte cuenta de que tienes un problema, porque ante todo vas a negarlo. Pero si reconoces tus propias conductas, busca ayuda profesional.

La ludopatía es un trastorno grave que puede destruir vidas. Aunque el tratamiento de la ludopatía puede ser complejo, muchas personas que luchan contra este trastorno han encontrado ayuda a través del tratamiento profesional.